Alcaldes lanzan un plan por una recuperación verde y justa de COVID-19 y exigen a gobiernos nacionales el fin de los subsidios a combustibles fósiles

Las Ciudades C40 publicaron una agenda detallada para lograr una recuperación sostenible y equitativa en las ciudades del mundo. La Agenda de los alcaldes del C40 para una recuperación verde y justa está impulsada por alcaldes y apoyada por líderes empresariales, jóvenes activistas contra el cambio climático y sindicatos.
 
Los alcaldes prometen tomar medidas audaces, incluida la creación rápida de empleos verdes, la inversión en servicios públicos esenciales, la protección de los presupuestos del transporte público, y el apoyo y la protección para trabajadores esenciales.
 
Los alcaldes llaman a los gobiernos nacionales a respaldar su visión y poner fin a los subsidios de combustibles fósiles para evitar una crisis climática.

 

Londres, 15 de julio de 2020 – Las Ciudades C40 publicaron hoy la Agenda de los alcaldes del C40 para una recuperación verde y justa, donde esbozan pasos audaces para lograr una recuperación equitativa y sostenible de la pandemia del COVID-19. La agenda incluye medidas específicas que ya se están tomando en muchas ciudades del mundo y deberán convertirse en la "nueva normalidad" si deseamos contener y estar mejor preparados para futuras pandemias, resolver las injusticias sistémicas y mantener el calentamiento global por debajo de la meta de 1,5 °C fijada por el Acuerdo de París. 

Entre las medidas impulsadas hoy día por los alcaldes, se incluyen los programas de creación de empleos verdes, mayores derechos y apoyo para todos los trabajadores cuyos esfuerzos demostraron ser esenciales durante la crisis del COVID-19, la inversión en industrias verdes como el acceso garantizado a servicios públicos resilientes, en especial para los más vulnerables, los programas de modernización de edificios, la inversión en el trasporte público seguro y confiable, y la creación de nuevos espacios protegidos para peatones y ciclistas.
 
Al reconocer que una recuperación equitativa de la pandemia del COVID-19, con bajas emisiones de carbono, requerirá de un esfuerzo global, las Ciudades C40 y sus aliados también han llamado a los gobiernos nacionales a apoyar sus esfuerzos. Los alcaldes del C40 piden compromisos para "garantizar que todos los fondos de recuperación económica y los paquetes de estímulo promuevan una transición justa y sostenible". En su llamado a finalizar a toda inversión pública en los combustibles fósiles, los alcaldes del C40 son inequívocos: "Los países deben aprovechar este momento para abandonar decisivamente las inversiones en las industrias con altas emisiones de carbono y un alto consumo de combustibles fósiles, y aumentar sus inversiones en un futuro de bajas emisiones de carbono".

La agenda de los alcaldes resalta el hecho de que la pandemia del COVID-19 haya expuesto las desigualdades profundas en y entre las ciudades de las distintas regiones del mundo, con un impacto desproporcionado sobre las personas negras, las comunidades indígenas y las personas de color, y sobre los ancianos en residencias y aquellos que viven en asentamientos informales. Los alcaldes se comprometen a combatir estas injusticias y llaman a los gobiernos nacionales a garantizar que las inversiones de estímulo económico y los fondos de recuperación creen sociedades y comunidades más justas e inclusivas y sirvan para enfrentar directamente las desigualdades seculares y la discriminación continua por motivos de raza, género e ingresos.

Esta visión de una recuperación verde y equitativa de la crisis del COVID-19 fue saludada inmediatamente por líderes y activistas de todo el mundo, incluidos representantes del sector empresarial, sindicatos, jóvenes activistas contra el cambio climático, economistas, organizaciones civiles y muchos sectores más. La visión se basa en los principios del Nuevo Trato Verde Acuerdo anunciado por el presidente del C40 y alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, en la Cumbre Mundial de alcaldes del C40 en Copenhague.
 
La agenda de los alcaldes fue publicada por el Grupo de Trabajo de Recuperación de COVID-19 de los Alcaldes Globales, creado a instancias del presidente del C40 y del alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, y presidido por el alcalde de Milán, Giuseppe Sala. El Grupo de Trabajo se basa en una a Declaración de principios, que ya ha sido respaldada por más de 40 líderes de ciudades en el mundo.

A diferencia de la mayoría de los gobiernos nacionales y organizaciones multilaterales, los alcaldes han colaborado a lo largo de toda su respuesta a la crisis del COVID-19. Esta colaboración única sentará las bases de una recuperación verde y justa en las principales ciudades del mundo. 


- FIN -


Notas para los editores:

Acciones claves de la Agenda de los alcaldes del C40 para una recuperación verde y justa 

Juntos, como alcaldes del C40, hemos identificado colectivamente acciones claves que son fundamentales para lograr nuestra visión de una recuperación verde y justa.

  • Asumiremos el liderazgo en la adopción de medidas a favor del empleo y de una economía justa al:
    • Crear rápidamente empleos verdes de buena calidad
    • Asistir y proteger a los trabajadores esenciales,
    • Apoyar y brindar programas de capacitación para enseñar habilidades nuevas y mejorar las calificaciones de la fuerza de trabajo y los desocupados con el fin de facilitar una transición justa a una economía inclusiva.
  • Asumiremos el liderazgo en la adopción de medidas para promover la resiliencia y la equidad, al brindar servicios públicos fundamentales para todos, que sustenten una sociedad justa y una economía fuerte y que sean resistentes a crisis futuras al:
    • Crear un sistema de transporte público post-COVID que sea seguro y resiliente
    • Brindar e invirtir en los servicios públicos fundamentales para todos, como el agua limpia, los alimentos, el saneamiento y las viviendas asequibles y saludables.
  • Asumiremos el liderazgo en la adopción de medidas para promover la salud y el bienestar, al devolver el espacio público a las personas y a la naturaleza, al recuperar nuestras calles y garantizar aire limpio para lograr comunidades habitables al:
    • Crear "ciudades de 15 minutos" en donde todos los residentes de una ciudad puedan satisfacer la mayoría de sus necesidades a partir de una corta caminata o un breve viaje en bicicleta desde sus hogares
    • Devolver las calles a las personas al reasignar constantemente más espacio vial a peatones y ciclistas, al invertir en redes urbanas para peatones y ciclistas e infraestructura verde
    • Construir en forma ecológica para priorizar las "soluciones basadas en la naturaleza", como parques, techos verdes y pavimentos permeables, y reducir así los riesgos del calor extremo, la sequía y las inundaciones para lograr ciudades más habitables y mejorar la salud física y mental de sus residentes


Los alcaldes del C40 llaman a los gobiernos nacionales y regionales, y bancos centrales e instituciones financieras internacionales, a unirse a ellos en pos de lograr una recuperación verde y justa del COVID-19.

Nuestro llamado a la acción es el siguiente:

1.    El único estímulo debería ser un estímulo verde
Los gobiernos y las instituciones multilaterales deben invertir en una recuperación verde y justa al condicionar todos los paquetes de estímulo, la ayuda a empresas y los fondos de recuperación a la transición hacia las bajas emisiones de carbono y la prioridad de la inversión en industrias e infraestructura sostenibles y resistentes al clima.

2.    Comprometerse con una recuperación equitativa e inclusiva
Los planes e inversiones para la recuperación deben abordar las causas profundas de la desigualdad económica: al brindar un acceso directo y equitativo a empleos verdes e igualdad de oportunidades de empleo en la transición a una economía con bajas emisiones de carbono; al aumentar la participación equitativa en la fuerza laboral a través de la capacitación y la mejora de las calificaciones, especialmente para los grupos marginados actualmente; y al desarrollar y aplicar mecanismos apropiados de regularización (como el reconocimiento formal y la documentación) para brindar mejores condiciones de empleo y protecciones sociales a los trabajadores informales esenciales.

3.    Proteger y promover los servicios de transporte público
Subsidiar, apoyar e invertir en transporte público asequible de cero emisiones. Para mantener el aire limpio y priorizar la salud de nuestros residentes, los gobiernos deben utilizar fondos de estímulo para lograr que el transporte público sea más accesible, confiable, frecuente, asequible, mejor integrado, seguro y resistente a posibles crisis futuras. Los gobiernos también deben facilitar a las ciudades la adquisición de autobuses eléctricos, al tiempo que reasignan el espacio vial a infraestructuras de transporte público, a ciclistas y peatones, y ayudan a las ciudades a mantener y mejorar algunas de las mejoras exitosas en la calidad del aire, del clima y de la seguridad vial introducidas durante la cuarentena.

4.    Priorizar e invertir en energía limpia
Invertir en energía renovable y programas de modernización de edificios para crear miles de empleos, ayudar a los residentes de la ciudad a ahorrar en facturas de energía y proteger la salud y la seguridad de las personas con hogares y oficinas mejores, más saludables y de bajo consumo.

5.    Invertir en ciudades resilientes como motores de la recuperación
Las ciudades han estado en la primera línea contra la pandemia, y los gobiernos nacionales, las instituciones financieras internacionales, los bancos multilaterales de desarrollo y otras entidades financieras pertinentes deben canalizar su apoyo financiero directamente a ellas y asegurarse de que puedan acceder fácilmente a esta financiación, al reconocer así la necesidad de eliminar las barreras existentes que pueden enfrentar.

6.    Finalizar a todas las inversiones y los subsidios para combustibles fósiles
Acelerar la transición energética mundial y urbana como piedra angular de la recuperación verde y justa de la pandemia del COVID-19, al finalizar a todas las inversiones y los subsidios públicos para combustibles fósiles. Han pasado 11 años desde que los gobiernos del G20 se comprometieron en Pittsburgh a la reducción escalonada de los subsidios a los combustibles fósiles, pero no se ha tomado ninguna medida. Dada la clara necesidad de invertir en energía limpia, el transporte público y las ciudades, y al estar los precios de los combustibles fósiles en niveles históricamente bajos, todos los gobiernos nacionales deben abandonar decisivamente los subsidios a las industrias con altas emisiones de carbono y un alto consumo de combustibles fósiles, y aumentar las inversiones en un futuro con bajos niveles de emisión de carbono. 


Los miembros del Grupo de Trabajo de Recuperación de COVID-19 de los Alcaldes Globales son: 

El presidente del Grupo de Trabajo y el alcalde de Milán, Italia, Giuseppe Sala; la alcaldesa de Freetown, Sierra Leona, Yvonne Aki Sawyerr; el secretario de Ambiente de Hong Kong, China, KS Wong; el alcalde de Lisboa, Portugal, Fernando Medina; el alcalde de Róterdam, Países Bajos, Ahmed Aboutaleb; el alcalde de Medellín, Colombia, Daniel Quintero Calle; la alcaldesa de Melbourne, Australia, Sally Capp; la alcaldesa de Montreal, Canadá, Valérie Plante; la alcaldesa de Nueva Orleans, Estados Unidos, LaToya Cantrell; la alcaldesa de Seattle, Estados Unidos, Jenny Durkan; el alcalde de Seúl, Corea del Sur, Park Won-soon fue miembro del Grupo de Trabajo hasta su muerte.
 

Subsidios a los combustibles fósiles 

  • Ha pasado más de una década desde la Declaración de Pittsburgh en 2009, en la cual los gobiernos del G20 acordaron reducir sus subsidios a los combustibles fósiles para combatir el cambio climático. 
  • El apoyo de los gobiernos a la producción y el consumo de combustibles fósiles alcanzó un total de USD 478 mil millones en 2019, según un análisis de 77 economías realizado por la OCDE y la AIE.
  • Desde 2015, los países del G20 han procedido en oposición directa a las metas vinculantes del Acuerdo de París, al brindar un financiamiento de al menos USD 77 mil millones por año a través de sus instituciones de finanzas públicas para proyectos de las industrias del petróleo, gas y carbón. 
  • Todavía no existe un plan, un plazo o un sistema integral de monitoreo para asegurar que los gobiernos del G20 cumplan con su promesa 2009. 


Centro de conocimientos del C40

El C40 apoya a las ciudades en su comprensión y respuesta a la pandemia, incluso al poner a disposición las visiones estratégicas y los conocimientos expertos de ciudades de todo el mundo que han estado frenando el contagio del COVID-19. Obtenga más información en nuestro portal dedicado al COVID-19 en el Centro de conocimientos del C40.

Download PDF