Alcaldes apoyan un Global Green New Deal y reconocen la emergencia climática

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, ha sido proclamado presidente electo de Ciudades C40.

Los alcaldes de C40, liderados por Eric Garcetti y Anne Hidalgo, anunciaron su apoyo a un Global Green New Deal con el fin de “impulsar medidas para contrarrestar la emergencia climática, a través de la transferencia urgente, fundamental e irreversible de los recursos globales gastados en energías fósiles”

Los alcaldes de 94 ciudades reconocen la emergencia climática global junto con jóvenes activistas climáticos, representantes de sindicatos de trabajadores, líderes empresariales y la sociedad civil.

Sin precedentes, en la Cumbre Mundial de Alcaldes C40 en Copenhague se reunieron 80 alcaldes y cientos de líderes climáticos de todos los sectores comprometidos con cortar emisiones de los principales sectores responsables de la crisis climática – transporte, edificios, industria y residuos – con el fin de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 °C, objetivo establecido en el Acuerdo de París.

Copenhague, Dinamarca (09 de octubre de 2019). Eric Garcetti, el recién elegido presidente de C40 y alcalde de Los Ángeles, junto a los alcaldes de Copenhague, París, Río de Janeiro, Sídney y Tokio han anunciado hoy su apoyo un Global Green New Deal (Nuevo Acuerdo Verde Global) y han reconocido la emergencia climática global. 

La gran coalición - que también incluye a jóvenes activistas climáticos, representantes de sindicatos de trabajadores, líderes empresariales y la sociedad civil - declaró su apoyo a la visión de un Global Green New Deal, mientras que los alcaldes de las ciudades más grandes del mundo advirtieron que el planeta se encuentra en estado de emergencia. El mensaje fue emitido por los líderes de las ciudades que participaron de la Cumbre Mundial de Alcaldes C40 en Copenhague. Su llamado se produjo en respuesta al fracaso del sistema intergubernamental, bloqueado por un pequeño número de gobiernos poderosos al servicio de los intereses de la industria de los combustibles fósiles.

Al apoyar el Global Green New Deal, las ciudades ratifican su compromiso con la protección del medioambiente, el fortalecimiento de la economía y la construcción de un futuro más justo al reducir las emisiones de los sectores más responsables de la crisis climática – transporte, industria, edificios y desechos – para mantener la temperatura global por debajo de 1,5 °C, tal y como se pactó en el Acuerdo de París.

Esto incluye colocar a la acción climática inclusiva en el centro de todas las decisiones que se toman en las ciudades con el fin de asegurar una transición justa para las industrias que dependen del carbón; y corregir las injusticias medioambientales desproporcionadas que sufren los habitantes del sur global en general, y las comunidades más pobres de todo el mundo.

Para evitar los peores impactos de la crisis climática es crucial reducir a la mitad las emisiones globales antes del 2030. En la práctica, esto supone mejorar la movilidad y sustituir vehículos contaminantes propulsados por combustibles fósiles con alternativas limpias; establecer códigos de construcción más estrictos y reducir residuos, entre otras acciones. Ya se están implementando medidas en ciudades de todo el mundo gracias al compromiso de las alcaldías con las Declaraciones de C40 Net Zero Carbon Buildings (edificios con cero emisiones netas de carbono), Advancing Towards Zero Waste (avanzando hacia residuos cero) y Green & Healthy Streets (calles verdes y saludables).

Mantener el aumento de la temperatura dentro de los límites considerados seguros por la abrumadora evidencia científica significa no solo reducir las emisiones, sino también reducir el carbono ya liberado en la atmósfera de nuestro planeta. Incluso quedarse quieto no es lo suficientemente bueno.

El Global Green New Deal recibió una acogida inmediata por parte de todos aquellos grupos comprometidos con el nivel de acción determinado por la ciencia: líderes empresariales, inversores, movimientos sindicales, sociedad civil, colectivos indígenas, representantes de asentamientos informales y comunidades a las que el cambio climático y la pobreza afectan de forma desproporcionada. Los alcaldes Garcetti, Hidalgo y Jensen han lanzado un claro desafío a los líderes nacionales, directivos empresariales e inversores que aún no están a la altura de los objetivos detallados en el Global Green New Deal.

“Como alcaldes, nuestra prioridad es proteger la seguridad de nuestros ciudadanos”, dijo la Alcaldesa de París y Presidenta de C40, Anne Hidalgo. “Pronto se cumplirán cuatro años desde que se firmó el Acuerdo de Paris en nuestra ciudad. Líderes mundiales se reunieron en Nueva York el mes pasado y una vez más no lograron acordar nada cercano al nivel de acción necesario parar detener la crisis climática. Su ineptitud amenaza directamente a personas alrededor del globo, mientras el tiempo sigue corriendo en nuestra contra. No hay otra solución que un Global Green New Deal que sea el instrumento fundamental para ganar esta carrera contra el reloj. Todos los tomadores de decisiones deben asumir la responsabilidad de hacerlo realidad".

“Con respecto a la acción climática, nadie está haciendo más que las ciudades, sin embargo nadie está haciendo suficiente", dijo el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti. “Estamos entrando en una década decisiva para la preservación de nuestro planeta y la justicia ambiental para cada comunidad. Es un honor ser presidente del grupo internacional de ciudades C40 en este momento crítico. Juntos, seguiremos dirigiendo el curso para proteger el mundo y promover una vida mejor y más equitativa para todos los que viven aquí.”

El alcalde de Copenhague, Frank Jensen, dijo: “Copenhague reconoce la emergencia climática y se compromete con el Global Green New Deal porque el cambio climático es la mayor amenaza para la seguridad, la salud pública y la prosperidad. Necesitamos actuar ahora, y debemos actuar juntos. No hay necesidad de dudar: las ciudades ya tienen muchas de las soluciones verdes necesarias”.

"A medida que la necesidad por una acción climática audaz se vuelve más urgente, los alcaldes y las ciudades están liderando el camino y obteniendo resultados", dijo Michael R. Bloomberg, Presidente de la Junta C40, Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Acción Climática y Alcalde de la ciudad de Nueva York 2002-2013. “Juntas, las ciudades C40 han tomado miles de acciones exitosas para reducir las emisiones de carbono, y están demostrando cómo la lucha contra el cambio climático ayuda a impulsar el crecimiento económico y mejorar la salud pública. No hay tiempo que perder."

“Es en las ciudades donde la batalla climática se ganará o perderá", dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres. “En la Cumbre de Acción Climática de septiembre en las Naciones Unidas, al menos 70 países y 100 ciudades acordaron mejorar sus planes nacionales para 2020, debemos aprovechar este impulso. Las ciudades están en el corazón de esta carrera, y felicito al C40 por su liderazgo en este momento crítico”.

Alexandria Ocasio-Cortez, Representante de los Estados Unidos para el 14º Distrito del Congreso de Nueva York, dijo: "Me inspira esta coalición y los compromisos asumidos para un nuevo acuerdo verde global". Si trabajamos para unir fuerzas a nivel mundial, podremos vencer nuestra mayor amenaza y aprovechar nuestra mayor oportunidad ”.

Nuevas cifras publicadas antes de la Cumbre Mundial de Alcaldes de C40 en Copenhague revelan que 30 ciudades han alcanzado su punto máximo de emisiones y están haciendo un rápido progreso para reducirlas a un cero neto. Más de 100 ciudades de todo el mundo se han comprometido a implementar planes de acción climática acordes con el objetivo establecido en el Acuerdo de París.

Entre los principios definitorios del Global Green New Deal destacan:

  1. Reconocemos que hay una emergencia climática global.
  2. Estamos comprometidos a mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 °C, objetivo fijado en el Acuerdo de París, mediante la reducción de las emisiones en los sectores que más contribuyen a la crisis climática: transporte, industria, edificios y residuos. Las ciudades del C40 están reduciendo emisiones a un ritmo consistente con los límites establecidos por la ciencia – lo que significa alcanzar un pico de emisiones para 2020 y reducirlas a la mitad para 2030. Cada empresa, individuo, inversor, socio, representante de asentamiento informal y nación que forme parte del Nuevo Acuerdo Verde Global se comprometerá con objetivos similares basados en la ciencia.
  3. Nos comprometemos a poner la acción climática inclusiva en el centro de toda toma de decisiones en la ciudad con el fin de crear comunidades prósperas y equitativas para todos. Este compromiso implica proteger los medios de subsistencia, ayudar a poner fin a la pobreza, mejorar la calidad de vida, construir sociedades más equitativas y garantizar una transición justa para las personas que trabajan en industrias con alta dependencia del carbono. El retraso en la toma de acciones contra el cambio climático está teniendo consecuencias devastadoras que sufren, sobre todo, las personas con menor responsabilidad en la generación de emisiones causantes de esta emergencia climática. Impulsaremos una transferencia urgente, fundamental e irreversible de los recursos mundiales lejos de los combustibles fósiles y hacia una acción que evite la emergencia climática, construyendo así una civilización ecológica verde y justa.
  4. Invitamos a nuestros socios líderes políticos, directivos empresariales, sindicatos, inversores y sociedad civil a que reconozcan junto a nosotros la emergencia climática mundial y a que nos ayuden a llevar a cabo medidas respaldadas por la ciencia para superar esta situación.

Para hacer frente a la crisis climática se creará una coalición formada por empresas, gobiernos, inversores, trabajadores, sociedad civil, ciudadanos y comunidades a las que el cambio climático y la pobreza afectan de forma desproporcionada. Trabajaremos particularmente de cerca con la juventud de nuestras ciudades para ayudar a dar forma al futuro sostenible que desean y para lograr una vía que permita que sus voces sean oídas en la calle y se reflejen en medidas y proyectos del gobierno local.

- FIN -

Download PDF